actualidad Informe Policiales

Ciberdelitos: estafas virtuales en tiempos de coronavirus

Las bandas de ladrones se reinventan y aprovechan la cuarentena para robar información personal, claves de homebanking y datos de las tarjetas de crédito.


Internet se ha convertido en una herramienta esencial para llevar adelante la rutina laboral y escolar durante la cuarentena decretada por el Gobierno Nacional en el marco de la prevención de la propagación de contagios por Sars-Cov2. Esta circunstancia extraordinaria no solo incrementa el uso de Internet para actividades productivas, sino que las personas se mantienen en contacto con sus familiares y amigos a través de videollamadas, o de la realización de juegos online, o utilizando programas para mirar de manera conjunta series o películas en servicios de streaming.


Pero esta situación también tiene su contracara. Según datos de la Asociación Argentina de Lucha Contra el Cibercrimen (AALCC), las denuncias por ciberdelitos crecieron un 30% desde fines de marzo. Para comenzar hay que aclarar que el método es viejo pero se va adaptando según las circunstancias. Lo que sí cambia es el cuento que utilizan. Una de las excusan que se están usando es el bono de los 10 mil pesos que está pagando Anses. Otra es una falsa campaña de recolección de fondos por el Sars- Cov2, la falta de pago del servicio de Netflix, incluso una extorsión por el consumo de páginas pornográficas.


Según informó Clarín las denuncias vinculadas a robos de datos de tarjetas de crédito, homebanking y cajeros se duplicaron durante la cuarentena y estiman que en el país se concretan 80 estafas de este tipo por día
La modalidad que encuentran los malvivientes para llevar a cabo los engaños es a través del teléfono, Whatsapp, correo electrónico y hasta perfiles truchos en redes sociales​.


Ante esta situación, la recomendación de los principales bancos es: no compartir datos personales ni claves por teléfono, mail ni redes sociales. Es muy común que lleguen correos electrónicos de alguna entidad bancaria solicitando una actualización de datos, brindan algunos datos correctos, pero incompletos, simulando ser un chequeo de la información, con el solo objetivo de ganarse la confianza de la víctima para sacarle hasta el número completo de la tarjeta de crédito. Al comienzo hacen compras con la tarjeta de crédito hasta que por último terminan haciendo transferencias bancarias para vaciar la cuenta o sacando créditos a través de billeteras virtuales como Mercado Pago.

Otra modalidad muy en boga por estos días es la llamada “sextorsión”. El método es a través del envío de un mail donde brindan algunos datos incompletos o desactualizados de la víctima y le piden dinero a cambio de no difundir videos donde se le puede ver masturbandose. En el correo eléctronico le dicen a la víctima que saben que visitó un sitio porno y que accedieron a su cámara y la grabaron.


La otra técnica que usan los delincuentes es la del phishing, en esta modalidad se envía un correo electrónico de algún servicio de suscripción como Netflix solicitando un cambio de contraseña o un pago a través de un link que lleva a un sitio falso donde se produce el robo de datos de la cuenta y de la tarjeta de crédito de la víctima.


RECOMENDACIONES:


-No brindar datos personales, ni bancarios que te sean solicitados por teléfono, por email, SMS, WhatsApp, o redes sociales.


-No aceptar ningún beneficio en el que te soliciten ir a un cajero automático o revelar tus datos bancarios.


-No realizar operaciones en cajeros automáticos si estás siendo guiado telefónica o presencialmente por desconocidos.


-No generar transferencias bancarias a desconocidos luego de recibir llamadas sospechosas.


-Ante un ofrecimiento telefónico o virtual de premios, préstamos, beneficios del Gobierno Nacional o solicitud de donaciones, no proporcionar datos de tus cuentas bancarias, tarjetas de crédito o débito, ni aplicaciones bancarias.


-Ni Anses, Pami, Afip, dependencias provinciales ni bancos solicitan información por teléfono, email o redes sociales.


-No proporcionar nombres de usuario y contraseña si uno no pidió revalidar la clave de una red social o servicio de streaming.


-Para pagar un servicio o hacer una donación, operar a través de las webs oficiales y no por links proporcionados por correo.

DONDE DENUNCIAR:


-Para estafas relacionadas a beneficios de Anses, llamar al 130 o por correo electrónico a: denuncias@anses.gob.ar


-Para estafas virtuales o casos de «cuentos del tío» acudir a la Unidad Fiscal Especializada en Investigación Criminal Compleja (UFECRI) del Ministerio Público Fiscal de la Nación. Teléfono: (11) 5171-5690 / 5699; o al mail ufecri@mpf.gov.ar


Para denunciar ciberdelitos en todo el país:


-Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI). Teléfono: (+54 11) 5071-0040. Email: denunciasufeci@mpf.gov.ar


-División Delitos Tecnológicos de la Policía Federal Argentina. Teléfono 4800-1120/4370-5899. Email: delitostecnologicos@policiafederal.gov.ar

Si llegaste hasta acá es porque te interesa el periodismo independiente. Colaborá con nosotros para que podamos brindarte información seria y confiable.

A %d blogueros les gusta esto: